lunes, 14 de febrero de 2011

Capítulo 7# Cambios.

(Narra Yerai)

Estoy muy cabreado con mi padre por la bronca que acaba de echarme. Quiero romper algo, esa sería una buena manera de desahogarme. Y para colmo ella esta aquí, como si no hubiera tenido ya bastante en lo que va de día tenía que aparecer ella.
No para de mirarme de arriba abajo desde que Rob nos presentó hace un momento, aunque ya nos conocemos. ¿No tiene bastante con haberme dejado en ridículo desinteresándose de mi nota? Ojala desapareciera, pero por desgracia no es el caso.
Acabemos con esto cuanto antes.

-Esta bien. Esto… nos vemos luego Rob –oigo decirle mientras camino por el pasillo.

No sé si me sigue, tampoco me importa. No pienso ser más el chico bueno, solo hay que ver lo que me ha pasado al serlo.
Entro al cuarto y empiezo a prepararlo todo cuando le oigo entrar.

-Siéntate en el sillón negro –evito mirarla, eso solo me cabrearía más y no creo que le convenga verme de en ese estado.
-Yerai yo…quería pedirte disculpas por como te traté hoy y el otro día –dice al cabo de un rato.
-¿Qué más da? –voy a su lado y le paso el algodón por el hombro para empezar a tatuarle- Yo soy simplemente el nuevo, no tienes que disculparte, ya tienes a tu amiguito Luis para que te haga compañía.

“Su estúpido y rubito amigo Luis.”

-¿Qué tiene que ver Luis en esto?

Le miro a los ojos. Es verdad ¿Qué tiene que ver Luis en esto? ¿Por qué le he nombrado? ¿Y por que siento tanto remordimiento hacia él? El marrón de sus ojos ha conseguido confundirme.

-Mira simplemente déjalo ¿de acuerdo? Deja el tema – el tener las manos ocupadas con el tatuaje hace que no me desquicie.

Pero el trabajo no dura eternamente y cuando termino estoy hecho un lío. Mi padre se ha confundido al decir que me había saltado las clases porque quise. Lo hice porque lo necesitaba, pero hasta ahora no me he dado cuenta de cual es la situación.

Creí que estaba mal por que Ari había pasado de mi nota, pero lo que me ha sentado mal de verdad es ver como la abrazaba Luis, y como él me miraba con superioridad, como si sólo fuera suya.

“¿Qué es lo que te está pasando Yerai?” Nunca antes una chica, y menos una que conozco de hace tan poco, había hecho que me sintiera así.

-Si me comporté así es porque soy tímida y además una miedica, pero al final me enfrento a todo. Mírame, te pedí perdón, lo que hagas con mis disculpas ya no es asunto mío.

Se ha ido de la habitación y yo sigo igual, quieto y volviéndome cada vez más loco. Tengo que alcanzarla y decirle lo siento. Ella no tiene culpa de nada y yo me estoy comportando como un auténtico imbécil.
Por suerte todavía no ha recorrido mucho pasillo. Esta cabizbaja ¿Qué le pasará?
La alcanzo en poco tiempo y cuando la giro para hablar con ella siento unas ganas irrefrenables de besarla, y lo hago.

Toda la rabia contenida se está apagando. Me siento tranquilo, me siento…genial.
Al cabo de un rato me aparto y la miro. Ella también me está mirando, confundida y nerviosa, no parece que tenga ganas de decir nada.

-Te llevaré a casa, se ha hecho tarde. –me aparto de su lado con las manos en los bolsillos.
-Está bien…

Caminamos uno al lado del otro sin decir nada. Se despidió de Rob y se montó en el coche también callada. Todo el viaje es silencioso, lo único que ha dicho en todo ese rato son las indicaciones para ir a su casa. ¿Habré metido la pata?
Aparcó enfrente de su piso cuando habla:

-Gracias por traerme.

Pone la mano en la manilla y yo le sujeto del brazo reteniéndola.

-Espera, quería decirte que lo siento. Por como te hablé esta tarde, no te lo merecías.
-No importa, está todo olvidado.
-¿Seguro? En serio no era mi intención tratarte así.
-Estate tranquilo, no ha pasado nada. Nos vemos en clase, hasta mañana.
-Adiós.

La sigo con la mirada cuando baja del coche, también cuando entra en el piso y me quedo un rato más en la oscuridad hasta que por fin arranco y pongo rumbo a mi casa.
No sé que es lo que tiene que ha hecho que la besara, pero está claro que ahora no puedo dejar de pensar en ella, y no pienso volver a fastidiarla.

NOTA: Hi! :P Puede que este capítulo haya sido un poco repetitivo, pero pensé que ya era hora de saber como se siente Yerai respecto a Ari. Espero que os haya gustado. Besos.

4 comentarios:

  1. http://siemprenosquedaraelrecuerdo.blogspot.com/
    Gracias! (:

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Reescribo lo de antes (tuve un pequeño problema jaja)
    Me parece genial que muestres el punto de vista de Yerai, a mi personalmente me encanta que se den los puntos de vista de distintos personajes (cada cierto tiempo)
    Muy bueno lo que llevas :D

    ResponderEliminar
  4. Gracias! Es que la historia practicamente la va a contar Ari,menos en ciertos puntos que es necesario saber que piensan el resto de los personajes ^^ me alegro que te guste.

    ResponderEliminar