domingo, 10 de abril de 2011

Capítulo 18# My Helena.

El último chico con el que he estado bailando ya se ha ido y yo estoy plantada en el mismo sitio, escuchando mi canción.

Tardo un rato en reaccionar y cuando lo hago salgo de la pista de baile hacia la mesa donde esta el Dj manejando todos esos aparatos. Pero allí no está él. Así que sigo buscándole, tiene que estar en algún lado. Cuando termino de mirar por toda la sala y voy hacia la terraza me encuentro con mis pesadillas. Sara y Lucía, que me cortan el paso.

-Bonita fiesta, felicidades. -dice Lucía, mirándome de arriba a abajo con una sonrisa forzada.
-Gracias...
-¿Tenías prisa? Vaya, esperamos no haber interrumpido nada.
-Sí, sería una pena molestar a la cumpleañera.
-Eh...Mirar tengo que irme, así que pasarlo bien en la fiesta y todo eso. Adiós.

Las dejó ahí plantadas, no pienso soportar ninguna de sus boberías. Ni siquiera tendrían que estar invitadas.

En la terraza solo hay una pareja, que se marcha de vuelta a la fiesta nada más entrar yo. ¿Dónde narices esta? Dudo que lo de la canción haya sido una coincidencia. Hace un poco de frío, será mejor volver a la fiesta ya que no hay señales de Yerai. Pero cuando me giro para volver me lo encuentro tan tranquilo apoyado en la pared, al lado de la cristalera, desde donde no se le puede ver fácilmente.

-¿Me has echado de menos? -sonríe.
-Bastante -sonrío, acercándome donde esta él para ocultarme de la gente de la fiesta- Pensaba que no aparecerías.
-No me perdería esto por nada del mundo. Estás perfecta.
-Gracias.

Demasiados agradecimientos dichos en una sola noche, pero este es el más especial de todos. Deja de mirarme para sacar una pequeña caja del bolsillo de su pantalón, que me coloca en la mano acompañada de una de sus increíbles sonrisas.

-La segunda parte de tu regalo. Ábrelo, espero que te guste.

Dudo un momento, acariciando la superficie de la caja. Al abrirla me encuentro un colgante plateado, con forma de corazón y unas palabras grabadas en él, encima de la forma de una rosa.
"Are you near my heart? No, you're in my heart, my Helena."


Una lágrima me resbala por la mejilla pero rápidamente me la limpia Yerai, dejando la mano en el lugar de la lagrima.

-Es precioso, muchas gracias.
-No tanto como tú, y no me lo agradezcas.

Me parece escuchar un ruido cerca de la puerta de la terraza, pero no hago caso, ya que en ese momento me besa, todavía acariciándome la mejilla. No me importa nada más, solo él y yo.


(Narra Candy)

La fiesta es perfecta, y Ari se lo estaba pasando muy bien la última vez que la vi. Me encantaba verla alegre por primera vez en uno de sus cumpleaños, pero no pienso estar encima suya toda la noche. No, ahora mismo lo que quiero es encontrar a Luis, para poder hablar con él y confesarle mi secreto de una vez.

Estoy un poco nerviosa no voy a negarlo, pero gracias a Ari y la conversación que tuve con ella ya no tengo miedo.
Por fin le encuentro, apoyado en una de las paredes, mientras bebe algo de su vaso. Esta guapísimo como siempre. Me acerco tímidamente.

-Luis, ¿podemos hablar un momento? Tengo que decirte algo.
-Si claro, dime.
-Llevo mucho tiempo queriendo contártelo, pero siempre me acobardaba. Pero creo que ya es hora de que lo sepas. Te quiero, me gustas mucho. Se que puede que no tenga muchas posibilidades contigo pero tengo que intentarlo. Bueno...ya lo dije. ¿Qué...piensas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario